Rompiendo barreras…

cdmx_pobreza_1
Santa Fe, Ciudad de México, México. Foto: Johnny Miller, en Dinero en Imagen.*

La desigualdad en América Latina es un problema fundamental; según el mismo Fondo Monetario Internacional, Latinoamérica es la zona donde existe el peor índice de Gini –es una herramienta que mide la desigualdad en los ingresos-; también dice que “en los países de América Latina la desigualdad es 30% mayor que el promedio mundial”i. Esto lo acepta un organismo que nadie podría señalar de comunista. Una institución que ha promovido políticas que celebran la caída de todas las fronteras, menos las humanas…

Es este mismo organismo el que ha propuesto, a través del Consenso de Washington, la desregulación económica (entre otras varias cosas), la cual habla de la abolición de las regulaciones, con sólo algunas excepciones, que impidan el acceso al mercado o restrinjan la competencia.

Eso ha provocado, por ejemplo, que les paguen 25 dólares por hectárea a los campesinos del Perú para despojarlos de su territorioii y que ahí se construya la minera de oro más grande de América Latina. Y que eso se traduzca en contaminación, desigualdad económica y relacional. Es decir, -y es la crítica que acompaña todo este texto- que la propuesta de muchos entes oligopólicos es tirar todas las barreras comerciales, para separarnos comunitariamente.

Pobreza: ¿lucha frontal contra ella?

Trabajé casi 4 años en Tequio Jurídico, organización de derechos indígenas en Oaxaca, México; el trabajo consistía en acompañar asambleas de comunidades indígenas para defender sus territorios de empresas trasnacionales. Visité varias comunidades y compartí momentos importantes con estas personas. No conocí nunca pobreza extrema.

Dice el gobierno que las chiquillas y chiquillos de allá (Fox dixit) están desnutridos. Según SEDESOL, la comunidad de Santa Lucía Mecaltepec tiene un grado “Alto” de marginación y es parte del programa Cruzada Nacional contra el Hambre por su “carencia alimentaria”. Dicha comunidad queda a más de 10 horas de Oaxaca, cuenta con algunos hablantes de la lengua chontal y las decisiones administrativas y políticas de la comunidad pasan por su propia asamblea; es decir, en ella se ejerce y practica cotidianamente la democracia.

A pesar de los datos de SEDESOL, la comunidad come, siembra, se organiza y divierte sin pena. Comen sobre todo maíz, frijoles, arroz y calabaza; y, dos o tres veces a la semana, carne. Podrán carecer de algunos productos, pero no de vida digna: cuentan con medicina alópata y tradicional, con educación formal y saberes tradicionales, con libertad de transitar por su territorio, con recursos suficientes para tener un techo digno.

Más que lucha contra la pobreza, necesitamos propuestas multidisciplinarias para que haya menor segregación y exclusión. Los pueblos indígenas no necesitan ser folklorizados, sino que, respetando su identidad, sean incluidos en todas las relaciones económicas, sociales y culturales de la sociedad. Ellas y ellos no necesitan que “vendan sus productos”, sino que sean una voz respetada y que participe en el devenir nacional.

Y eso se extrapola a todas las diferentes identidades y características poblacionales: más que satisfacer a las y los pobres de sus necesidades básicas; hay que construir sociedades y ciudades donde se genere mayor y mejor convivencia.

Mi contexto actual

Vivo actualmente en la colonia Loma Bonita; colonia multiclasista que se dedicó durante muchos años al zapato. Ahora hay vendedores ambulantes, pensionados, trabajadores de escritorio (como yo), tenderos y varias personas que todavía ejercen un oficio. Aquí encuentras algunas personas con coches del año y muchas madres y padres que se mueven a pie.

Al lado de esta colonia está Los Olivos, colonia más popular y famosa en Loma Bonita porque ahí “hay más delincuencia”, lo cierto es que los comerciantes de esa colonia tienen mejores precios y son aún más amables que en Loma Bonita, así que vamos mi pareja y yo seguido a “hacer el mandado” para allá.

Colindando con las dos colonias antes descritas está La Arbide, colonia que mucho tiempo fue la “mejor zona de León”, es decir, la más fresa. La división entre una zona “peligrosa” y otra “nice” es la calle La Piscina, sólo una calle, 6 metros de distancia. Ninguna barda, ninguna caseta de policía. Existe poca separación o segregación. He visto o sabido de gente de Los Olivos que compran en la Arbide y viceversa. En esa calle inclusive se hace una feria dos veces al año. Lo triste es que en la época actual, de hipsters, “misioneros” y emprendedoras sociales; la arquitectura separa, segrega, distingue.

Respecto a las nuevas colonias, la mayor cercanía entre colonias populares y “popis” es la zona del Refugio y el inicio de las Joyas. El problema es que, aunque geográficamente están cerca, no sólo está el Blvd. San Juan Bosco separándoles, sino bardas y guardias. El bulevar importa, porque hay pocos pasos peatonales y los autos, que son muchos, corren a gran velocidad. Las bardas y guardias importan porque son el símbolo del miedo, y si no lo creen, pregúntenle a Trump.

¿Cuál es la diferencia entre ambos ejemplos? El tiempo, sólo 50 años de diferencia en una ciudad de casi 500 años. El 10% de la historia de esta ciudad ya creó separaciones muy difíciles de deshacer.

La academia y las organizaciones que trabajan el derecho a la ciudad han hablado mucho de nuevas formas de movilidad, gentrificación, desigualdad económica, injusticia de género, etc.; hay una gran diversidad de propuestas para lograr una ciudad más humana. Aún falta que se denuncie y proponga más y mejor en cuanto a la segregación arquitectónica y urbana.

Tenemos la necesidad colectiva de que las colonias no sean bunkers segregados unos de otros –los pobres grafiteando, los ricos con miedo- y de encontrar formas de mirarnos, atendernos, amarnos…en lo cotidiano.

José Luis Vial Cornú

____________________________________

Bibliografía

La Mayor desigualdad del Mundo. Fondo Monetario Internacional. Página 1. Recuperado de: https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/spa/2015/09/pdf/lustig.pdf

Documental: La riqueza se va, la pobreza se queda. Misereor Aachen. Subido el 2 de Agosto del 2011. https://www.youtube.com/watch?v=Y2-feTZ9NSA&feature=youtu.be

Notas

i La Mayor desigualdad del Mundo. Fondo Monetario Internacional. Página 1. Recuperado de: https://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/spa/2015/09/pdf/lustig.pdf

ii Documental: La riqueza se va, la pobreza se queda. Misereor Aachen. Subido el 2 de Agosto del 2011. https://www.youtube.com/watch?v=Y2-feTZ9NSA&feature=youtu.be

*http://www.dineroenimagen.com/2016-12-06/81036

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s